• inflexyon

Clasificación y Tipos ERP: SaaS, PaaS, OnPremise, IaaS

Cuando un Proveedor de Sistemas ERP te ofrece el software en la nube o en tus propios Servidores, es clave conocer las implicaciones operativas y técnicas de cada caso.

Cuando estamos buscando un software ERP para operar nuestra empresa o negocio es común darse cuenta que existe una muy amplia gama de opciones y presupuestos para cubrir necesidades muy variadas entre cada caso.


Independientemente del alcance de las soluciones, que muchas veces el presupuesto tiene que ver con la funcionalidad, prestigio, soporte y ecosistema que tienen, hay una definición importante al seleccionar un sistema ERP, que es el tipo de ERP y su esquema de hosteo que vamos a tener. El hosteo o hospedaje en servidores puede parecer un tema técnico, pero la realidad es que influye bastante en el alcance y flexibilidad funcional operativa del sistema.


Los principales tres tipos de instalaciones que existen en un ERP, considerando sus ventajas y desventajas son:


  1. Software as a Service (SaaS): Este tipo de soluciones se accede a ellas a través de una página de internet y están diseñadas para actualizarse de manera muy recurrente (trimestralmente), lo que permite tenerlas con innovación constante en funcionalidad y como su nombre lo indica, se pagan por suscripción a un Software como servicio, por lo que los servidores están en un centro de datos de máxima seguridad respaldados, quitando al cliente la carga de administrar esos servidores, su licenciamiento, etc. Todo viene incluido en la suscripción. La principal desventaja que tienen es que como actualizan muy constantemente, se limitan los desarrollos y personalizaciones al software para que precisamente se evite el conflicto o inconsistencias o retrabajos al sistema al actualizar tan frecuentemente.

  2. On Premise (En sitio o en IaaS): En este tipo de soluciones el sistema ERP está alojado en servidores físicos en las instalaciones de la empresa. Al tener control total de la instalación, sus actualizaciones y conexiones, es posible flexibilizar más el desarrollo y las personalizaciones al sistema ERP, sin embargo la desventaja que tiene es que muchas veces la organización no tiene las capacidades o infraestructura suficientes para hospedar y administrar dichos servidores con las máximas garantías y seguridad. Para mitigar esto, aunque el sistema esté contratado OnPremise, los servidores se pueden contratar en renta (Infraestructure as a Service IaaS) con un Hyperscaler como Amazon AWS, Google Cloud o Microsoft Azure, implicando tratar con distintos proveedores la administración de sistema ERP.

  3. Platform as a Service (PaaS): Una plataforma como servicio brinda lo mejor de ambos mundos de los sistemas SaaS y OnPremise, pues es el fabricante del Software quien bajo un único contrato brinda una plataforma que mantiene su ritmo de actualizaciones (generalmente anuales) mientras se cuenta con un buen grado de autonomía y flexibilidad para realizar desarrollos a la plataforma, pues se permiten de una manera controlada y de forma más esporádica. También el hecho de ser una plataforma permite varios entornos de test para probar dichos desarrollos y personalizaciones. Si bien es el esquema más conveniente por lo general también como desventaja cabe señalar que es el más costoso.


Para analizar cuál es el esquema más conveniente para ti, es importante conocer las necesidades operativas que tiene tu organización, los requerimientos de personalizaciones particulares y los presupuestos que se puede permitir la organización.


En Inflexyon contamos con +10 años de experiencia en distintas soluciones líderes de manera que podemos proponer la solución que mejor se adecúe a tus necesidades y situación de una manera consultiva. Contáctanos y con gusto podremos apoyarte.


contacto@inflexyon.mx

T. 33-3348-1370


#erpsoftware #erpcloud #sappartner #odoo #erp #sistemasGDL #sistemas #sistemasdegestion #tecnologiadelainformacion

17 visualizaciones